Cómo limpiar las tarimas para cuidarlas al máximo

tarimas madrid
Tipos de tarimas: laminadas, de madera, vinílicas
28 abril 2020
vista-aerea-hitawood
En Tarimas Hitawood cuidamos el medio ambiente
17 junio 2020
Mostrar todo
limpieza-tarimas-3

En la actualidad, la tarima flotante es un tipo de superficie muy popular gracias a sus múltiples ventajas en comparación con otros materiales.

Es por tal motivo, que, si ya cuentas con este tipo de superficie en tu hogar o si estás pensando en instalarla, te estarás preguntando cual será la mejor forma de limpiar las tarimas y así, poder conservarlas en las mejores condiciones por mucho más tiempo.

Así que, a continuación, te vamos a dar algunos consejos y trucos para aprender a limpiar las tarimas, teniendo presente que lo primero que debes hacer es saber diferenciar el tipo de material de éstas.

Todo lo que quieras saber sobre tarimas y su limpieza, pregúntanos aquí.

LIMPIAR LAS TARIMAS, ¿COMO DIFERENCIAR SUS MATERIALES?

Para empezar, debes saber que la diferencia entre las tarimas sintéticas y las de madera natural, se aprecian a simple vista por su aspecto estético. Por su parte, las tarimas de madera natural son, por lo general, más gruesas que las sintéticas.

Pero, si el acabado es tan real que te resulta difícil saber si es natural o sintética. Lo mejor para saber cómo limpiar las tarimas con los productos y técnicas idóneas, es observar la cantidad de electricidad estática que acumula, la cual podrás notar en tu propio pelo o el contacto de cualquier prenda sintética, si es así, estarás ante una tarima elaborada con resinas artificiales.

Las tarimas naturales, cuentan con un gran número de ventajas, entre ellas se encuentran su durabilidad, y belleza a primera vista.

Sin embargo, estas también son susceptibles al desgaste debido a la caída de objetos y penetración de sustancias que producen manchas difíciles de eliminar.

LIMPIAR LAS TARIMAS DE POLVO Y RESIDUOS GRANULADOS

Para limpiar las tarimas del polvo y residuos granulados, basta con pasar la aspiradora, pero teniendo siempre presente que debes activar la posición de cepillo, porque de lo contrario si tu suelo es de madera natural, vas a correr el riesgo de rallarlo con cualquier objeto que arrastres por accidente.

Si te ves en la necesidad de limpiar las tarimas a causa de algún derrame de tierra o algún tipo de sustancia abrasiva, lo que te recomendamos hacer es situar la boca de la aspiradora directamente sin el mango. Ubícala encima del punto específico de la suciedad, sin hacer presión sobre la superficie y dejando que la fuerza de aspirado actúe, realiza esto de forma suspendida para no rallar la madera.

limpieza-tarimas-1

Otra forma de limpiar las tarimas del polvo es pasar una mopa con un trapo de microfibras y así conseguir un óptimo resultado.

Debes tener en cuenta que, al pasar la aspiradora o la mopa lo mejor que puedes hacer es pasarlas en el sentido de las lamas, de esta forma evitarás que el polvo se acumule en las ranuras que se encuentran entre estas.

Limpieza con procedimiento húmedo para las tarimas

Puede suceder que la superficie se encuentre con un aspecto empañado, aun después de haber pasado la aspiradora y la mopa.

Pero no te preocupes, pues este inconveniente que se presenta a causa de la acumulación de polvo combinado con la humedad ambiental y ha ido creando una fina capa sólida, tiene solución.

En este caso, lo que debes hacer es realizar una limpieza profunda que depende del material de la tarima. Es decir, si la tarima es sintética agrega agua caliente a un cubo, a esto le añades una dosis de friega suelos y con la ayuda de la mopa limpias toda la superficie.

Luego cambias el agua con detergente por agua caliente sin nada adicionado y limpias muy bien.

Pero, para limpiar las tarimas de madera natural, es importante que sepas que deberás tener un poco más de cuidado.

limpieza-tarimas-2

Sobre todo al dejar el cubo de agua sobre la superficie, pues finalmente podría dejar una marca, además, debes cuidarte de no derramar el agua pues se puede introducir con mucha facilidad en la madera, dado que esta es una superficie más porosa.

Teniendo en cuenta lo anterior, puedes proceder a hacer la limpieza de la tarima de madera natural. Lo puedes hacer llenando un cubo con agua caliente con una taza de vinagre.

Pasa esto por toda la superficie con la ayuda de una mopa las veces que sean necesarias, además, debes reponer el agua con vinagre si hace falta.

Para finalizar, siempre elimina los restos de humedad con la ayuda de trapos secos. Esto le dará a la tarima un brillo natural.