Saber más: Consejos de instalación

 

INFORMACIÓN

. La madera es un material “vivo” y necesita los cuidados lógicos de un pavimento de madera. . Dilataciones y contracciones son lógicas en este tipo de pavimento.
. La temperatura en la habitación recomendada es de 18o – 24o y la humedad de 40% – 60%.
. Utilice humidificadores si la humedad desciende para que el suelo sea más estable.

Viviendas deshabitadas

. Evite cambios bruscos de temperatura, cierre las persianas y deje una leve entrada de aire.
. De Mayo a Octubre se deben colocar humificadores y distribuirlos por las estancias.
.De Noviembre a Abril es necesario que las viviendas estén calefactadas dejando los humificadores y una pequeña entrada de aire.

Viviendas habitadas

. La madera adquiere humedades de las mismas personas que allí viven.
. Se deben evitar grandes condensaciones en invierno, ausencia de humedad en verano y evitar que los rayos solares incidan directamente sobre el pavimento.

 

PROTOCOLOS DE INSTALACIÓN

Normas generales

– La norma UNE 56-810 recomienda la humedad de la solera sea menos de 2,5%. Por cada grado de humedad del soporte por encima del 4% transmite al suelo de 5 grados de humedad. – El soporte debe ser plano y horizontal. La norma UNE 56-810 admite como máximo flechas de 5 mm y 1 mm para la plenitud general y local, medidas con reglas de 2 mm y 20 mm.
– La solera debe de estar libre de elementos y tiene que estar bien nivelada.
– Asegure que el suelo encaje bajo las puertas y zócalos. Coloque las cuñas con una separación de 10 mm entre pared y tarima. Retiradas las cuñas coloque el rodapié y la junta de dilatación.

Instalación suelo radiante

No todas las tarimas de maderas son aptas para suelo radiante y son las siguientes:
– Aptas para suelo calefacción radiante: Roble, Merbau, Bambú, Iroco, Doussie y Haya.
– No aptas para suelo calefacción radiante: Jatoba, Cerezo Andino, Cumarú, Sucupira y Elondo.

Las tarimas que son compatibles con el suelo radiante tienen en cuenta estos factores:

– Se recomienda pegarla al suelo con el sistema de velo completo y tiene que ser de silano.
– Las subidas o bajadas de temperatura serán paulatinas para que la madera no sufra estrés.
. La humedad de la vivienda tiene que estar entre 35-60 % y la temperatura de la solera no debe superar los 25o o 26o, esto supone la temperatura en la superficie de las tablas de 24o C.
. Antes realice las pruebas de calefacción a 2/3 de la potencia, para fraguar la solera.

– Poner la calefacción aumentando la temperatura de 2 a 3 oC diarios en una semana hasta alcanzar el máximo, mantener la temperatura hasta el secado de la solera y reducir de 2 a 3oC diarios hasta su apagado, antes de instalar la tarima hay que parar el funcionamiento 48 horas.